Tendencias y Opinión

 Mónica Banegas Cedillo

Las tendencias en la opinión pública admiten tan solo criterios y conductas que pueden mostrarse en público sin temor al aislamiento; por eso es un mecanismo de control social usado a diario por varios sectores sociales y políticos. Las personas adaptan sus comportamientos sobre lo que públicamente es aprobado, cualquier acción contraria conlleva a que inmediatamente el individuo pierda la simpatía de su entorno social.

Los líderes políticos en los diferentes contextos y modelos políticos a lo largo de la historia, han usado y manipulado la opinión, basándose en la premisa de que nadie desea ser rechazado, de ahí su participación en masas, multitudes y públicos distintos.

El individuo actúa de acuerdo a las tendencias y evita al máximo ir en contra, por eso la  pérdida de su personalidad y el reemplazo de su voluntad individual por la voluntad común a la que se refiere Le Bon.  La relación entre política y opinión es dominante y vinculante, constantemente se analiza el sentir colectivo, de tal suerte que son conscientes de lo que políticamente es correcto porque va ganando terreno en la ciudadanía; inconscientemente un punto de vista domina el escenario público y el otro desaparece de la conciencia colectiva. Así es, así funciona!

Twitter: monicabanegasc

Anuncios

La última esperanza

Mónica Banegas Cedillo

Si para  Toni Aira en su libro El último partido, la política cansada, es la hipérbole del apocalipsis de los partidos políticos tradicionales; la respuesta inmediata sería -el último intento, la última esperanza-. Con la frase de du Plesis; -la lealtad es simplemente una cuestión de fechas-,  Aira me recuerda el paso del  deber ser al ser de la clase política en este completo escenario donde nada es lo que parece.  Hay amigos íntimos, amigos, conocidos, adversarios, enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido,  por eso en el ascenso al poder, la lealtad a los principios y a los amigos es efímera, cambiante e interpretable.

La política no se reinventa, tan solo se renueva, los ciudadanos quieren pasar de una política cansada a un modelo más democrático. Hay esperanza, no todo está perdido, la nueva política aún puede recuperar su posición. No eres tú, soy yo; expresa Aira, cómo una analogía a “no es la política, son los políticos”. Nos plantea la resiliencia como la capacidad para fagocitar al adversario y sobreponerse  a las situaciones adversas.  Con ironía, el autor esboza una solución a cada problema, una solución en 140 caracteres, para mantenernos a tono con lo que la Política 2.0 en las redes, nos exige.

Twitter: monicabanegasc

 

El filtro de la Corte

 

Mónica Banegas Cedillo

Cuando en 2008 entró en vigencia la actual Constitución, se inauguró de la mano un Régimen de Transición, como una etapa de tránsito entre el nuevo y el viejo régimen institucional. Por ello las máximas autoridades de las instituciones de control fueron designadas desterrando el criticado y oprobioso sistema corporativista de tráfico de influencias.

En este contexto, se seleccionó la Primera Corte Constitucional, que tiene la enorme responsabilidad de dirimir conflictos entre el Ejecutivo y demás funciones del Estado, y que  cuenta con una serie de facultades que no hubieran podido ser aplicadas por el anterior Tribunal. No obstante de este rol jurídico-político, la Corte también debe velar por los derechos de toda la ciudadanía, como la máxima autoridad llamada a protegerlos.

Ejercer justicia es una tarea que demanda firmeza inquebrantable. La Corte debe dimensionar esa tarea y dirimir sobre el verdadero derecho del pueblo ecuatoriano a pronunciarse en las urnas sobre los temas considerados por el Presidente Lenin Moreno.

El rol de la Corte va más allá de emitir un dictamen son soporte jurídico, por ello reiterando en la existencia de intereses diversos y heterogéneos y de estilos distingos de gobierno y  por lo tanto opuestos, su -rol- no puede ser otro que uno de naturaleza política.

Twitter: monicabanegasc

Ley contra violencia

Mónica Banegas Cedillo

Los crímenes de odio contra la mujer son noticias del día-día. Aunque decirlo se escuche nefasto, quienes cometen femicidio utilizan varias armas para consumar el delito; martillo, revólver, machete, cuchillo, son usados sin piedad alguna. Desde las mujeres la lucha ha sido activa, porque hasta la fecha no existe una ley específica contra la violencia.

A partir del compromiso firme de los Presidentes de la República y de la Asamblea; desde el impulso y gestión de organizaciones de mujeres, en el mes de agosto se resolvió crear una ley socializada desde las bases, que estaría listo para entrar en vigencia antes del 25 de noviembre, conocido internacionalmente como el día de la eliminación de la violencia. Desde la Coalición Nacional la iniciativa llegó respaldada por 27.000 firmas.

El 9 de noviembre la Asamblea trató en primer debate el Proyecto de Ley, que constará básicamente de cuatro ejes fundamentales; la prevención, el sistema de protección, la institucionalidad y la restitución de derechos a las sobrevivientes de los hechos de violencia. El debate aún continúa, todavía podemos aportar desde nuestros espacios en un tema de gran trascendencia en la vida no solo de la mujer, también de la familia y la sociedad toda.

Twitter: monicabanegasc

Amicus Curiae

Mónica Banegas Cedillo

Amigo del tribunal es la mejor traducción del vocablo en latín -amicus curiae-. El amigo de la corte se refiere a las intervenciones de terceros ajenos al litigio, que ofrecen su argumento voluntariamente y bajo sus propios derechos. Es quien no está directamente involucrado en un caso pero aconseja al tribunal.

Sin ser parte procesal, es intervenir en un proceso para aportar un criterio jurídico a favor de la justicia y el derecho. Así lo establece la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional en su artículo 12 sobre la comparecencia de terceros; es decir cualquier persona o grupo de personas que tenga interés en la causa podrá presentar un escrito de amicus curiae que será admitido al expediente para resolver hasta antes de la sentencia, en la misma línea, de creerlo necesario, la jueza o juez podrá escuchar en audiencia pública a la persona o grupo interesado.

Varias autoridades se han unido como amigos de la corte, en las preguntas de contenido más político y polémico, las preguntas dos y tres sobre la reelección indefinida y los cambios en la conformación y atribuciones del Consejo de Participación. Parecería ser, que esta es la parte de la Consulta que definirá el equilibrio de poder para la gobernabilidad en los próximos cuatro años.

Twitter: monicabanegasc

 

Plebiscitos y Referéndums

Mónica Banegas Cedillo

La democracia no es una panacea, es necesario que el gobierno garantice los derechos ciudadanos propiciando que todas las opiniones se respeten con libertad. La Política debe procurar la mayor ventaja posible para el mayor número posible. Con la propuesta de una Consulta Popular la democracia representativa da paso a la participativa  y permitirá que los ciudadanos ejerzan su derecho a la democracia directa.

Referéndum y plebiscito aunque se inspiran en el principio de consulta popular; son diferentes; el referéndum se origina en Suiza para que el pueblo indique a sus representantes como gobernar; el plebiscito se originó en Roma y buscaba que la plebe votara para mejorar sus derechos ante la clase patricia. El referéndum era creativo, pero con su evolución alcanzó carácter confirmativo, ratifica, aprueba o rechaza leyes mas no las crea. El plebiscito es un pronunciamiento sobre la política oficial.

El referéndum es constituyente si se refiere a la aprobación de una Constitución omitiendo al poder legislativo pues actúa como poder constituyente, el constitucional revisa la Constitución, el legislativo las leyes y el administrativo los actos. Estamos pendientes del dictamen de la Corte, que deberá respetar el procedimiento establecido en la actual Constitución, la Ley de Garantías Jurisdiccionales y el Reglamento de Sustanciación de Procesos.

Twitter: monicabanegasc

Las preguntas  

Mónica Banegas Cedillo

Inmediatamente del anuncio sobre las preguntas para referéndum y plebiscito de la consulta popular, distintos sectores ciudadanos y políticos, empezaron a opinar y tomar posturas claras sobre las siete preguntas y sus anexos, que implican reformas a la Constitución y a otras leyes.

Varios voceros al margen del movimiento oficialista han expresado estar de acuerdo con la consulta, incluso han dicho que ellos propusieron lo mismo en la pasada campaña electoral, de ahí que voceros del movimiento oficialista le han expresado al presidente Moreno que las elecciones las ganó Alianza País y no estar de acuerdo con seguir la agenda perdedora.

Lo que será consultado luego del dictamen de la Corte Constitucional, versa sobre temas que los ciudadanos -más allá de los políticos- han cuestionado y han exigido respuestas. Esto es; erradicar la corrupción,  mejorar la designación de las autoridades por parte del Consejo de Participación Ciudadana, si es democrático o no la reelección indefinida o dicho con propiedad la postulación indefinida,  la conservación del Yasuní, la minería metálica, cuestionamientos a la Ley de Plusvalía, la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra niños y adolescentes; por eso el pueblo –previamente a ser bien informado- debe ejercer su derecho a decidir!

Twitter: monicabanegasc

 

Pregunta 3

Mónica Banegas Cedillo

El mecanismo de la reelección indefinida establecida en los artículos 114 y 144 de la Constitución entró en vigencia con la enmienda realizada por la anterior Asamblea. La alternancia no es contradictoria con la participación, fomenta la posibilidad de que más ciudadanos en igualdad de condiciones pudieran acceder a un cargo de representación popular; es el argumento que plantea el presidente Moreno en su pedido de dictamen a la Corte.

La alternabilidad constituye un valor del sistema democrático, que permite poner límites a los abusos del poder, facilita la fiscalización, el control y la transparencia de la gestión pública prosigue la explicación. El argumento de la enmienda explica que en el contexto latinoamericano no existe un único sistema electoral, y es cada estado el que lo impone con base en sus necesidades y realidades. La posibilidad de candidatizarse afianza la participación ciudadana, porque las autoridades que ejercen la facultad de ser reelectos -por más de una vez- deberán someterse a un mismo proceso eleccionario  y será el pueblo quien decida.

Si la enmienda adolece de la limitación de no haber sido consultada directamente al pueblo como titular de la soberanía; fue realizada por sus representantes elegidos. Para el oficialismo la enmienda significó alejarse del espíritu primigenio de Montecristi por lo cual el Ecuador se pronunció mayoritariamente. Lo lógico sería que el pueblo vuelva a pronunciarse.

Twitter: monicabanegasc

 

Despolitizar vs. Despartidizar

Mónica Banegas Cedillo

Todo en la sociedad es susceptible de politizarse. Según el Diccionario de la Real Academia Española, despolitizar es quitar carácter o voluntad política a un hecho; desideologizar es  apartar la intención o discurso ideológicos. La consigna de despolitizar todo, incluso aquello que es esencialmente político, podría ocultar el verdadero propósito; dejar fuera de la mirada pública y ciudadana toda posibilidad de ejercer los derechos conseguidos y despojarlos de su verdadera significación.

Varios sectores sostienen que no se debe -politizar- la consulta popular porque es un asunto de interés ciudadano y que las organizaciones políticas deben mantenerse al margen. Lo adecuado es exigir que las autoridades de control actúen con independencia y probidad y despartidizar su designación para que sus actuaciones obtengan mayor credibilidad. Ese fue el mandato de Montecristi en un intento fallido por escuchar el clamor ciudadano del  2007 -que se vayan todos-

La reedición del clamor ha adquirido una enorme visibilidad mediática, en su nuevo intento de cambiar lo que es profundamente político. ¡Vigilemos por el sí! Porque el gran logro de la cínica clase política es que nadie quiera reemplazarlos para afianzar su permanencia indefinida.

Twitter: monicabanegasc

 

Que el pueblo decida

Mónica Banegas Cedillo

Consultar al pueblo sobre la vigencia o derogación de la reelección indefinida tiene variopintos desde el oficialismo y otros sectores políticos. Las voces que proponen eliminarla argumentan que afecta el principio de alternancia tan pretendido en los regímenes democráticos. Los que rechazan su eliminación objetan que la enmienda no es per se un derecho adquirido del político de turno, pues solo tiene la posibilidad de postularse y no de permanecer.

En el artículo 114 de la Constitución, se suprimió la frase -por una sola vez, consecutiva o no, para el mismo cargo- y se añadió luego de la palabra podrán la frase -postularse para-; así todos pueden postularse para reelegirse. El artículo 144 enmendado establece que el Presidente de la República permanecerá cuatro años en sus funciones y podrá postularse para ser reelecto.

La anterior Asamblea dispuso la transitoria que los derechos de participación entren en vigor el 24 de mayo, luego de realizados los comicios del 2017, por ello el anterior mandatario y los asambleístas con dos periodos en funciones no pudieron optar por una nueva postulación. Para la oposición es claro, la eliminación de la reelección tendrá efecto únicamente si se aplica en las seccionales del 2019, si no sería inoportuna.

La reforma debe regir antes de febrero de 2018 cuando el CNE se declare en año electoral; el artículo 117 prohíbe realizar reformas durante el año anterior a las elecciones.

Twitter: monicabanegasc